Quizás a estas alturas no haya nadie, interesado en política, que no haya escuchado alguna vez la historia de Mouseland, contada en primer lugar por Clarence Gills pero que se hizo más famosa por un discurso de Tommy Douglas, ambos políticos canadienses.

En la misma se hace un alegato acerca del voto útil y la capacidad de elección del ciudadano ante las votaciones, sobre la voluntariedad del voto y la libertad de elegir … a ser posible razonadamente.

Para verlo haz click aquí

Leave a Reply